Alumnos participan en Congreso de Ciencias del Mar


Cientos de asistentes, entre investigadores, profesionales, alumnos de pre y postgrado provenientes de todo el país, se reunieron en la trigésima sexta versión del Congreso de Ciencias del Mar, que se realizó en la Universidad de Concepción entre el 23 al 27 de mayo. En el evento se llevaron a cabo simposios y talleres, donde se analizaron más de 400 trabajos de geofísica, biología marina, oceanografía, climatología, entre otros. Entre los participantes, se contó con la presencia de alumnos tesistas de pregrado de la carrera de Geofísica, asociados al proyecto CHIOOS, quienes realizan sus trabajos en el contexto del proyecto.

Por un lado,  las alumnas Josselyn Contreras (tesista a cargo de Carolina Parada), y Valeria Mundaca (tesista a cargo de Dante Figueroa),  participaron con presentación de posters, mientras que el alumno Marco Sandoval (tesista de Carolina Parada), participó en la sesión de pósters, y como expositor oral.

“Simulación de eventos de florecimiento de algas nocivas en la zona norte y sur de Chile”, fue el título del trabajo de Marco, donde se abocó a revisar los posibles factores que determinan la aparición de los eventos de Florecimiento de Algas Nocivas (FAN), y los esfuerzos metodológicos realizados para el estudio y generación de pronósticos de FAN en otros países. Además, trabajó en la construcción de la variabilidad estacional, interanual y espacial de los eventos de FAN a lo largo de Chile, y finalmente evaluó un modelo de predicción basado en el uso de imágenes de color del océano MODIS-Aqua, y salidas de un modelo oceánico ROMS para forzar un modelo estadístico basado en Anderson

 

 

 

 

Por su parte, el trabajo de Josselyn se tituló “Modelación de dispersión de contaminantes e impacto en la zona costera: Caso de estudio del derrame de petróleo en la Bahía San Vicente”, en donde trabajó en la simulación de la dispersión del derrame de petróleo ocurrido en San Vicente (el 25 de mayo de 2007), gracias a lo que se podría realizar el seguimiento de la pluma de petróleo e identificar las zonas costeras afectadas durante los primeros 15 días. Los resultados de las simulación fueron comparadas con información de campo facilitadas por la gobernación marítima e imágenes satelitales disponibles.