Contribución de CHIOOS


En  el  marco  del  proyecto,  a  través  de  una  plataforma  comunicacional  se  canalizará  esta información  hacia  los  usuarios,  lo  que  se  traducirá  en  beneficios  identificados  en  tres  ámbitos:

1. Seguridad: 

Las  corrientes  marinas  informadas  por  el  sistema  permitirán  optimizar  labores  de  rescate marítimas,  detectarán  el  arribo  de tsunami  de  origen  sísmico  y  no-sísmico,  estimando  el  tiempo  y dirección de su arribo, y la probabilidad de impacto en las bahías, y permitirán descartar falsas alarmas.
La  información  de  oleaje  permitirá  informar  oportunamente  acerca  de  marejadas  a  embarcaciones,  a puertos e instalaciones costeras.

2. Económicos:

(a) La implementación del proyecto logrará una mejor gestión entre los organismos de emergencia, evitando duplicidad de tareas y promoviendo un mejor plan de  acción.

(b)  Los  radares HF  pueden  ser  empleados  para  monitorear  disponibilidad  de  energía undimotriz  en  la  zona  de  estudio,  contribuyendo  a    la  Estrategia  Nacional  de  Energía  periodo  2012-2030.

(c)  El  proyecto  proveerá  información  respecto  de  las  condiciones  oceanográficas  para  la navegación a puertos y pescadores.

3. Ambientales:

Este sistema permitirá analizar el desplazamiento de residuos (derrames de petróleo, plumas de emisarios) en el área de estudio, disminuyendo costos de operación y reparación, y permitiendo labores de mitigación y prevención. El monitoreo abarca desde la península de Tumbes hacia el norte,  y desde la costa del Golfo de Arauco hacia el oeste, en ambos casos hasta unos 60 km para el caso de corrientes y tsunami, y unos 30 km para oleaje, marejadas y energía undimotriz.

El alto impacto económico y social de este proyecto será posible gracias al trabajo que se realizará en  estrecha  colaboración  con  entidades  nacionales  y  regionales  pertinentes,  entre  ellos  el  SHOA,  la OREMI,  la  Gobernación  Marítima  de  Talcahuano,  Municipalidades  costeras,  empresas  portuarias, Ministerio de Energía, sector productivo y la comunidad en general.