Oleaje y energía undimotriz utilizando radares HF marinos


Valeria Mundaca, Dante Figueroa

 

Los radares marinos de alta frecuencia permiten determinar las propiedades del oleaje como distribución en frecuencia y altura de ola significativa (figura 1) en extensas zonas del océano. Para estos se utilizan los máximos secundarios del espectro de la potencia retrodispersada por el océano, lo cual permite obtener los espectros de energía del oleaje. Esto abre una gran oportunidad para conocer en detalle las características del oleaje en la región, favoreciendo aspectos de investigación, seguridad y economía.

 

 

Figura 1: Campo de altura de ola significativa medida por el radar de Faro Hualpén

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para determinar la calidad de los datos obtenidos se hace una comparación entre datos de oleaje medidas por un radar situado en Faro Hualpén y mediciones realizadas por un oleómetro en Merquiche/Burca durante los meses de agosto y septiembre del año 2016, teniendo una buena correlación entre ambas series.

Además se desarrolló una metodología que busca replicar lo medido por un sistema de radares dual a partir de lo entregado por un radar. Para esto se trabajó con datos históricos del radar ubicado en Itata, el año 2006 y dio como resultado coeficientes de correlación por sobre 0.85, lo que verifica la efectividad del método empleado (figura 2). Debido a que con esta metodología solo se obtienen los espectros de oleaje lejos de la costa, se utiliza el modelo espectral SWAN (Simulating WAves Nearshore) para propagar el oleaje en toda la zona CHIOOS.

Por otro lado, dado que el sistema permite además obtener el espectro de energía para cada punto entre 0.05Hz – 0.25Hz, es posible cuantificar el potencial undimotriz de la región, permitiendo una herramienta única para el estudio de este recurso como fuente de energía renovable.

 

Figura 2: En azul los espectros de potencia medidos por un sistema de dos radares y el rojo los espectros resultantes del método descrito anteriormente.